Header Ads

La pornografía en Internet ¿Cómo prevenir a los menores?

El 11 de junio de 2010, me convocaron a participar en NTN24 (www.ntn24.com), sobre la noticia relacionada con la captura en Bogotá del médico pediatra Colombiano Guillermo Gallón Castrillón buscado en varios países por pornografía, pedofilia y abuso de menores de 14 años.

Las características del caso generaban un difícil cuadro donde las emocionalidades se entremezclan, por lo cual, procuré investigar la información más relevante relacionada con la pornografía en la red, como así temas vinculantes con la concientización y prevención sobre estos delitos sexuales en lo particular para proteger a los menores en la red.

La criminóloga María Laura Quiñónez participó en dicha entrevista brindado su opinión como perfiladora criminal (ver el video de la entrevista en este link).

Estadísticas sobre la pornografía en Internet

Exponer las números y tendencias sobre la industria de la pornografía, permiten entender el negocio que se genera alrededor de millones de millones de dólares, cubriendo áreas que parecieran remotas pero se encuentran más cercadas de lo que uno cree. El proceso de investigación realizado por OnlineSchools (www.onlineschcools.org) demuestra el alcance real de esta actividad en la red. La pornografía ha sido un negocio online desde comienzo de la década del 80. Los sitios para adultos comenzaron a resurgir desde esa época por doquier. Aquí podemos ver el resumen de estos números en relación al gigantesco mundo de la pornografía en Internet (La imagen resúmen en inglés puede encontrarse al final del artículo):

  1. El 12% de los sitios en Internet son sobre pornografía. Esto son aproximadamente 25 millones de sitios.
  2. Cada segundo se gastan en pornografía más de 3 millones de dólares, considerando además que en este mismo segundo más de 28,000 usuarios están viendo porno.
  3. En USA, 40 millones de personas son visitantes regulares de sitios pornos. Siendo un tercio mujeres y el 70% de los hombres entre 18 y 24 años.
  4. La industria pornográfica en el mundo moviliza 4,900 millones de dólares anualmente, de los cuales 2,840 millones se mueven en USA.
  5. 2,500 millones de correos electrónicos por día tienen contenidos pornográficos.
  6. 25% de las consultas en buscadores son relacionadas con pornografía.
  7. 35% de las descargas de contenidos se refieren a contenidos pornográficos.
  8. 34% de los usuarios de Internet han sido expuestos involuntariamente con material pornográfico, considerando en ello, ventanas emergentes en el acceso a sitios, correos electrónicos y enlaces relacionados.
  9. Hay 116,000 búsquedas diarias sobre pornografía infantil. La edad promedio de un niño que ve porno por primera vez es de 11 años.
  10. El 20% de los hombres admiten haber visto pornografía online desde su trabajo. En cuanto a las mujeres solo lo admiten el 13%.

Un contexto favorable para el cibercrimen

El contexto digital de la red de redes, desprotegido y menos controlado que el contexto tradicional terrenal, le otorgan al cibercrimen un contexto favorable. El anonimato de identidad que Internet permite. La velocidad en acercar puntos totalmente lejanos a nivel internacional. Internet no limita, generando prácticamente un mercado ilimitado para realizar actividades delictivas. Es difícil de predecir el accionar del delincuente y las alternativas que puede tomar. En particular, tiene un bajo riesgo para el delincuente.
En relación con la pornografía, el contexto virtual digital, facilita el contacto entre pedófilos y pederastras, sustentado en el uso de las existentes herramientas como lo son los foros, mensajerías, chats, redes P2P, comunidades y redes sociales, donde estos delincuentes toman contacto con los menores para cometer sus ilícitos.

Entre los instrumentos más comunes utilizados por los pedófilos podemos encontrar al Grooming. Es la seducción que realizan estos delincuentes a través de herramientas de Chat, mensajería o redes sociales con foco en los niños. El pedófilo se hace pasar por un menor de edad, recabando información sobre sus padres, familiares, actividades privadas, costumbres, horarios, nivel social, etc., buscando acercarse en un cuadro de amistad muy cercana, con el objetivo final de hacer que el niño muestre su cuerpo frente a la webcam e insinuar conductas sexuales. Una vez alcanzado el objetivo, y con la base de información recolectada anteriormente, somete al menor e una situación amenazante con el objeto de extorsionar con informarle a sus padres sino continúa realizando los pedidos del delincuente.

La ley que nos protege ¿Pero es suficiente?

La pornografía infantil está condenada por la mayoría de las legislaciones internacionales. Lo que indica en este sentido un punto de convergencia a nivel legislativo más que importante, debido a lo difícil de su regulación. Esta convergencia mundial implica un paso positivo en vista a la cooperación judicial internacional.

En Junio 2008 en Argentina, se sancionó la ley 26.388 de Delitos Informáticos que en su artículo 2 que sustituye el artículo 128 del Código Penal:

Art 128: “Será reprimido con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que produjere, financiare, ofreciere, comerciare, publicare, facilitare, divulgare o distribuyere, por cualquier medio, toda representación de un menor de dieciocho (18) años dedicado a actividades sexuales explícitas o toda representación de sus partes genitales con fines predominantemente sexuales, al igual que el que organizare espectáculos en vivo de representaciones sexuales explícitas en que participaren dichos menores. 

Será reprimido con prisión de cuatro (4) meses a dos (2) años el que tuviere en su poder representaciones de las descriptas en el párrafo anterior con fines inequívocos de distribución o comercialización”.


Será reprimido con prisión de un (1) mes a tres (3) años el que facilitare el acceso a espectáculos pornográficos o suministrare material pornográfico a menores de catorce (14) años.”

Si bien es un gran avance frente a que no existía penalidades de este tipo bajo el ámbito de delitos informático, parecería que las penas por tales aberrantes delitos no fueran suficiente. Entiéndase que esto es el primer paso a un conjunto de acciones vinculantes jurisprudenciales que generará que esta ley madure con el tiempo.

Prevenir antes que lamentar

Si bien la ley colabora con la implementación del orden ciudadano en estos aspecto considero de mayor importancia las acciones preventivas que estos puedan realizar para con sus menores. De forma tal de minimizar el riesgo que se exponen los menores al ingresar a Internet, les acerco un conjunto de recomendaciones obtenido de la Asociación Contra la Pornografía Infantil (http://www.asociacion-acpi.org/).

Normas básicas de seguridad para los padres en INTERNET
Es imposible impedir que cualquier material ofensivo o peligroso sea expuesto. Se puede castigar después a los responsables, pero no se puede evitar que cometan el delito. Cualquiera puede introducir el contenido que quiera en Internet. A esto hay que añadir que Internet es internacional y que cada país tiene su legislación sobre lo que es la pornografía, lo que son drogas legales o ilegales, etc. Es decir, se puede incluso distribuir por Internet algo que aquí es delictivo pero que, tal vez, en el país de origen no lo es.
Por lo tanto, su hijo/a puede encontrar en Internet material muy inapropiado par su desarrollo personal, intelectual y emocional. ¿Cómo pueden los padres defender a sus hijos cuando están usando Internet?
Hay dos cosas que los padres pueden hacer:
  1. Instalar programas protectores que vigilen y codifiquen la información a la que sus hijos no deberían acceder. Hay muchos y muy variados, pero siempre cabe la posibilidad de que encuentren este material. La mayoría de los filtros impiden el acceso a páginas en las que hay palabras clave (como: "pornografía", "sexo"...), y los diseñadores de muchas páginas evitan el empleo de esas palabras para hacer inútiles estos filtros.
  2. Sentarse con sus hijos cuando quieran navegar por Internet. La única forma absolutamente segura.

No hay que plantearles a los niños el problema como si no se confiara en ellos, sino como una consecuencia del cariño que se les tiene: "queremos protegerte de otras personas que no quieren a los niños".

Normas sencilla para recordar:

  1. Intente aprender el funcionamiento básico de los ordenadores e Internet.
  2. Sepa siempre lo que su hijo está haciendo en el ordenador, pregúntele.
  3. Tenga el ordenador con conexión a Internet situado en una habitación donde suela haber gente, como el cuarto de estar, etc. (excusa: "así pueden utilizarlo todos los miembros de la casa sin molestarse en sus respectivas habitaciones"). No lo tenga en el cuarto del niño o del adolescente, donde usted puede no saber qué está haciendo (disuasorio).
  4. Vigile el tiempo que pasa conectado. Establezca tiempos. 
  5. Limite el acceso a áreas específicas con los programas protectores.
  6. Si son pequeños no les permita entrar en los chats, redes sociales o canales de conversación, sin estar un adulto presente.
  7. Lea los mensajes que reciban sus hijos y sean de desconocidos. Tenga una lista de las direcciones de correo electrónico de los amigos de sus hijos para no leerlas.
  8. Controle los servicios vinculados con la comunicación de sus hijos (Teléfono, Móviles, Servicio de Internet, etc.)
  9. No permita nunca que sus hijos queden con alguien que han conocido a través de Internet, aunque sea otro niño y le haya enviado una foto.
  10. Anime a su hijo/a a que le cuente la información extraña o amenazadora que le sea enviada o encuentre en Internet. Si a usted le parece delictiva o especialmente peligrosa háganoslo saber.
  11. Consiga que sus hijos utilicen cuentas de correo "gratuitas". Dichas cuentas son gratuitas y no es necesario dar los datos del menor. De esta forma nadie podrá averiguar la identidad de sus hijos por el correo electrónico.
  12. No contrate servicios de acceso a Internet a empresas que le den una dirección IP fija, porque esto haría sencillo localizar a sus hijos cuando están navegando y averiguar su identidad. Pida que la dirección IP no sea fija.

Normas básicas de seguridad para los niños en INTERNET
  1. No des nunca información personal sobre ti, tu colegio o tu casa. No envíes fotografías sin el permiso de sus padres.
  2. No respondas nunca a mensajes o pop-up de anuncios en los que se incluyan mensajes agresivos, obscenos, amenazantes o que te hagan sentir mal.
  3. Mucho cuidado cuando alguien te ofrezca algo por nada en Internet y te de una dirección a la que acercarte por un regalo. Si asistes debe ser con tus padres.
  4. Cuando recibas o encuentres una información que te haga sentir incómodo/a díselo inmediatamente a tus padres.
  5. No quedes con nadie desconocido sin el permiso de tus padres y sin su presencia.
  6. Recuerda que la gente que navega por Internet no siempre es lo que parece, porque no puedes verles ni oírles. Por ejemplo: cuando alguien te esta diciendo por Internet que es una niña de 12 años, puede ser un señor de 45.
  7. Conoce a tus amigos de Internet de la misma forma que conoces a tus otros amigos. No les permitas cosas que no les permitirías a los que tienes ahora.
Internet es un instrumento estupendo… Solo hay que saber como utilizarlo. (Las normas son sencillas... ¿No?)



Fuente basada en datos del 2010

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de Petrovich9. Con tecnología de Blogger.