Header Ads

El rol del CIO: Generador de valor

El grado de participación del CIO en las realidades del negocio permite dar la flexibilidad y adaptabilidad que las empresas requieren actualmente.

Los últimos años se han presentado como oportunidades de desafío para todos nosotros – los responsables máximos en las áreas de IT – los CIOs. Desde el año 2000 hasta la actualidad, se han producidos ciclos y contra-ciclos que vinculan las áreas comerciales y tecnológicas, con un objetivo en común: generar valor diferenciador al negocio.

Sobre la base del concepto del ciclo económico (recesiones y recuperaciones), me gustaría destacar algunos ejemplos de ciclos y contra-ciclos, que conformaron cambios en el comportamiento profesional de los actuales líderes de las áreas de informática:


- Las inversiones acertadas y los espejismos de las “Punto COM”.
- El fortalecimiento en metodologías internas de trabajo y el exceso en gastos en consultorías externas en las certificaciones Y2K.
- Las restricciones en inversiones y de personal idóneo durante los constantes cambios en requerimientos en los sistemas centrales bancarios en los meses del “corralito” en la Argentina.
- La protección la información de la empresa y de los clientes, contra la demanda de tareas administrativas adicionales alineadas a las normativas internacionales ISO 17799 / 27001 y SOX.
- El mantenimiento consolidado de equipos de trabajo dentro de la empresa y el outsourcing de servicios, dentro de un mercado de recursos escasos y no profesionalizados frente a las necesidades del negocio.
- IT Governance, SOA  y BPM, no son conceptos nuevos en esta combinación de negocio y tecnología, pero todavía no han madurado y serán los factores diferenciales que crearán valor en unos pocos años.
Estos hitos tuvieron dos miradas. Por un lado, el punto de vista del CIO en su gestión del departamento de IT, para alinear sus equipos de profesionales, integrar o cambiar su plataforma tecnológica, crecer a un bajo costo, aprender lo nuevo que se renueva o mejora cada semestre, entender el impacto de la informática y la protección de la misma. Por el otro lado, está la visión del CEO de la empresa en su gestión del negocio, buscando incrementar las ganancias, reduciendo los costos dentro del marco que la calidad lo permita, aumentando las ventas generadas por los mejores servicios, aumentando la participación del mercado dado por el valor agregado percibido por nuestros clientes, manteniendo y mejorando el nivel competitivo dentro de la cadena de valor del negocio.

Muchas veces las conversaciones entre ambos pudiera resultar imposible, pareciera que fuera necesario un traductor conceptual entre uno y otro. Lograr un entendimiento conversacional entre ambos es de vital importancia en la existencia de una empresa, y más aún si buscamos diferenciar a la organización dentro del segmento del mercado vinculado. ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cuál es la decisión que debemos tomar, nosotros los CIOs al respecto? ¿Los CEOs deberían entender más los detalles informáticos? ¿Los CIOs deberían comprender más los conceptos del negocio utilizar este lenguaje en la gestión de IT?
No me quedan dudas que un balance entre ambos sería una forma genérica de cerrar la discusión. Pero no nos equivoquemos, la realidad indica que un profesional de sistemas que permanece estanco en una especialización informática pone en riesgo su situación laboral. Lo mismo ocurre si un CIO ignora el crecimiento en sus competencias orientadas al negocio, innovación, diseño de flujos de información, diseño de procesos y negociaciones empresariales.

Las organizaciones actuales se encuentran compitiendo dentro de un mercado que las obliga a ser flexibles y adaptables a los cambios del negocio. Internamente cada uno de los directores, deben conocer como estas variables cambiantes impactan en sus respectivas áreas, permitiendo analizar y elevar propuestas que generen valor a la cartera de servicios o productos de la empresa. Entre ellos está el CIO. A un mayor grado de penetración de la informática dentro de la empresa, mayor aún será la necesidad y participación consistente del CIO en las decisiones estratégicas de la compañía.

La función del CIO ha evolucionado. Y es de total exposición en el último año. Hemos pasado de un rol táctico y reactivo a uno estratégico y pro-activo. La evolución en este sentido involucra tanto al CIO con el CEO o directorio de la empresa, como también al considerar a las áreas de IT como un equipo consolidado. En primer lugar estas áreas tecnológicas eran vistas como un “problema” y un centro de costo, donde cada unidad monetaria estaba relacionada con un gasto directo. En segundo término, el área tomó una función de “servicio”, un generador de soluciones frente a los nuevos requerimientos internos de las distintas áreas, consolidando un modelo de servicio compartido entre IT y áreas usuarias. Por último, actualmente estamos trabajando en ello, la visión de negocio…, el área busca consolidarse como una “sociedad”, como un centro de innovación indiscutible que permita generar el valor al negocio necesario para alcanzar la adaptabilidad y flexibilidad que el mercado está necesitando.

En tu función de CIO, ¿cuál es el camino que vas a tomar con miras al futuro?


Fuente: Artículo escrito en 2008, con caracter de actualidad?

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de Petrovich9. Con tecnología de Blogger.