Header Ads

To be or not to be... Outsourced? (Tercerizado?)

Pasaron los días de los contratos de outsourcing con costo fijo y bruscos controles laborales on u offshore. El futuro es desmembrar los procesos IT y encontrar a quienes están mejor equipados para manejarlo…y donde. Aquí algunos puntos para repensar lo aprendido...

Separar los procesos IT en componentes discretos y analizar cuales puede o debe hacer y cuales podría hacer un tercero con experiencia en el tema le permite a los CIOs evitar el paso de procesos malos a proveedores externos. “Si el CIO pinta todas sus áreas de IT con el mismo pincel de outsourcing, caminará hacia el fracaso".

El primer paso es crear los componentes de su departamento IT es dejar de pensar en los variados trabajos que IT tiene como funciones, y empezar a pensarlos como si fueran servicios. Suena a semántica, pero hay una importante diferencia: Las funciones describen algo desde la perspectiva de la persona o grupo que lo realiza, mientras que los servicios lo describen de la perspectiva de la persona o grupo que se beneficia.


Una vez que adopta esta perspectiva, esta en posición de pensar a su departamento IT como un cliente exigente y no distraerse porque alguien siempre ha sido realizado de una manera particular. Esto es crítico, porque hacer componentes de su departamento IT requerirá que usted desafié las suposiciones y el status quo. Los CIOs necesitan desglosar cada uno de los servicios en procesos discretos, y cada proceso en tareas. (En el lenguaje outsourcing, las tareas son un subconjunto de procesos. Por ejemplo, la reunión de requerimientos puede ser un proceso; hablar con los usuarios una tarea.) En algunos casos los procesos y las tareas se cruzarán. En otros, encontrará pasos extraños o de poco rendimiento.


No es suficiente identificar estos procesos. Necesitan ser desglosados en tareas específicas. 

Preguntas para responderse

El próximo paso es decidir si un proceso o una tarea pueden o deben ser llevados a una empresa de outsourcing. La manera de hacer esto es pasando cada uno de los puntos por las siguientes preguntas. Mientras que la pregunta exacta puede variar dependiendo de la compañía, departamento o proceso, aquí van algunas guías sugeridas por CIOs que ya lo han hecho.

1. ¿Tiene que ser hecho en nuestras oficinas?: Casi cualquier cosa puede ser hecha en cualquier lado, incluyendo tareas que parecerían imposibles de hacer hace algunos años—monitoreo de redes, por ejemplo. Los CIOs necesitan establecer si la persona realizando una tarea tiene que estar físicamente presente para terminarla. Eso también podría ser enviado offshore, por supuesto – el antiguo modelo de contratar consultores para trabajar en su oficina no se ha ido del todo. Y por supuesto si la respuesta es no, desde luego el proceso o la tarea se convierten en candidato para outsourcing.

2. ¿Hay alguna limitación geográfica?: A veces un proceso o tarea no requiere interacción personal pero el contacto frecuente es importante. Es posible hacer outsourcing de estos proyectos, pero es mejor si la compañía de outsourcing esta ubicada cerca. 

3. ¿Le da una ventaja competitiva hacerlo con sus empleados?: Esta es la razón número uno para no hacer outsourcing de alto. Y es una determinación que cada compañía tendrá que hacer por si misma. Hay algunas cosas que ningún CIO tercerizaría—arquitectura por ejemplo. Y hay situaciones donde la respuesta puede ser contra intuitiva.

Entender a su departamento IT en este nivel también le permite ser un mejor cliente de outsourcing. En vez de tomar grandes piezas de IT y hacer outsourcing a un proveedor en un gran contrato que esencialmente une la compañía con el partner, los CIOs puede usar este entendimiento que ganan del análisis para encontrar el partner correcto para los procesos y las tareas especificas.


No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de luoman. Con tecnología de Blogger.