Header Ads

Conferencia Centennial de Mike Daniels: Tres lecciones tecnológicas para los próximos años

Al cumplir 100 años IBM en 2011, se realizó en UADE la conferencia que permitió la reflexión sobre el impulso tecnológico hacia el futuro. He aquí una recapitulación de los aprendido hasta ahora.

"Deseamos interactuar con líderes futuros para compartir perspectivas y profundizar la comprensión colectiva de lo que las personas y las instituciones necesitan para tener éxito en el mundo globalmente integrado, infundido con tecnología."

A continuación las tres lecciones que surgen de la historia de IBM...

Lección 1: La naturaleza y las implicancias de la Tecnología de la Información

Una lección de los 100 años de IBM es que la tecnología de la información importa. Podría decirse que ha servido, más que cualquier otra ciencia o tecnología en el transcurso del último siglo, para dar forma a nuestro mundo.

• Hace más de un siglo, la tecnología de cálculo mecánico –particularmente, la tabuladora de tarjetas perforadas – cambió la forma en que las empresas y las sociedades medían todo lo que hacían. Como por ejemplo, el inventario rodante de las compañías ferroviarias, los inventarios de las gigantes cadenas minoristas, los censos poblacionales y los programas de bienestar social en diferentes países.

• Hace cincuenta años, cuando la Tecnología de la Información recién comenzaba a perfilarse como industria, se inventó el procesamiento electrónico de datos. El sistema mainframe fue una gran herramienta de transformación. Automatizó el trabajo administrativo en empresas y gobiernos. Hizo posible el procesamiento de transacciones en línea, cambiándolo todo, desde la banca y los seguros hasta el sector minorista y el transporte aéreo.

• Hace treinta años, la industria inventó la computadora personal, y todos nos beneficiamos con una mayor productividad.

• Hace quince años, la industria desarrolló Internet, lo que permitió que miles de millones  de personas accedan a información, empresas y a las demás personas, transcendiendo las limitaciones del tiempo, el espacio y la geografía.

Durante el último siglo, la tecnología de la información pasó de ser un conjunto de herramientas a ser una industria y luego una ciencia. El descubrimiento científico no se produce simplemente siguiendo un modelo lineal antes y después. Es complejo, iterativo y evoluciona continuamente.

Por ejemplo, la supercomputadora Watson de IBM acaba de vencer a dos campeones legendarios de programa de preguntas y respuestas Jeopardy! de la televisión estadounidense. Se necesitó un equipo de 25 científicos y cuatro años de desarrollo para crear a Watson. No fue una mera cuestión de códigos de software, ni velocidades más rápidas de chip. Integró conocimientos y avances en todas las dimenciones de la computación.

IBM no invirtió cuatro años y millones de dólares simplemente para ganar un juego televisivo. Lo hizo porque sigue explorando las nuevas fronteras de la ciencia de la información. Esa frontera implica una nueva forma de interacción para computadoras y humanos, específicamente la capacidad de una computadora de entender el lenguaje natural. Esto tiene un potencial enorme para que los sistemas del mundo sean más inteligentes, a medida que aplicamos potentes capacidades de analítica a enormes cantidades de datos y comportamiento humano en áreas como la medicina, el gobierno, el comercio, los sistemas financieros, entre otros.

La tecnología que incorpora Watson puede traer respuestas rápidas a preguntas vitales que afectan la vida de las personas. Ya comenzamos a trabajar en el área de salud. Imaginen el potencial de esta tecnología para asistir a los doctores del mundo. La implementación por parte de Wellpoint de la extraordinaria capacidad de Watson ayudará a los doctores a intercambiar fácilmente los datos médicos programados en la supercomputadora con los síntomas del paciente específico, para ayudar a identificar el diagnóstico y las opciones de tratamiento más acertado. De esta forma, se espera que Watson se convierta en una herramienta poderosa para colaborar en la toma de decisiones de los médicos.

Enfermedades como el cáncer, la diabetes, renales o del corazón, son demasiado complejas. Se trabajó en la incorporación de nuevas soluciones que permitan tener la capacidad de Watson para incorporar cantidades masivas de conocimientos en literatura médica, datos de salud de la población, e incluso grabar a un paciente, para responder las preguntas más complejas. Por ejemplo, se prevé que las nuevas aplicaciones permitirán a los médicos utilizar a Watson para consultar la historia clínica del paciente, los últimos resultados de los análisis, recomendaciones de protocolos de tratamientos a seguir y las más recientes investigaciones para discutir con los pacientes los mejores tratamientos en cada caso.

Watson también representa un nuevo paradigma de la computación: el advenimiento de una generación de sistemas que están diseñados para cargas de trabajo específicas y que realmente pueden aprender de su propia experiencia. Esto explica por qué ocho grandes universidades ya están asociándose con nosotros para explorar y desarrollar las capacidades tecnológicas de Watson.

La tecnología de la información es más que código y dispositivos. Los mejores años de esta tecnología, de esta industria, de esta ciencia, nos aguardan.

Lección 2: La oportunidad de un mundo infundido con tecnología

La Teconología de la Información ha superado la condición de ciencia e industria, se ha convertido en un aspecto omnipresente del mundo moderno. Es algo que todo líder debe dominar.

La tecnología es la actual forma de ver el mundo, incluso aquellas dimensiones que son invisibles al ojo humano. Además es cómo representamos y entendemos la dinámica de los sistemas complejos del mundo. También, cada vez más, cómo decidimos el mejor curso de acción, y lo ponemos en marcha.

El mundo no sólo está instrumentado, también está interconectado y es más inteligente. Pensemos en la perspectiva de un billón de objetos conectados e instrumentados: automóviles, cámaras, autopistas, cañerías, incluso el ganado y los productos farmacéuticos.

Todo ello crea vastas cantidades de datos y a través de la analítica avanzada y supercomputadoras cada vez más potentes, podemos convertir esos datos en conocimiento.

En todas partes del mundo, vemos a líderes visionarios que están dominando estas capacidades. Están aplicando toda esa inteligencia para hacer que los sistemas, los procesos y las infraestructuras sean más eficientes y tengan mayor capacidad de respuesta.

Lección 3: La próxima generación: un llamamiento al liderazgo

Estamos ante un punto de inflexión significativo. Nos encontramos en un momento de grandes consecuencias tanto para el pensamiento científico como para las capacidades tecnológicas.

Esto nos lleva a la tercera lección del último siglo de evolución tecnológica: necesitamos ponernos en un nuevo nivel de liderazgo y madurez, dentro de la industria tecnológica y en otros ámbitos.

Nuestra idea tradicional de un líder es alguien con una visión y voluntad súperhumana, alguien que ve el futuro, señala el horizonte y va a la carga, ya sea incitando o inspirando a otros para que lo sigan. Francamente, este es el modelo de liderazgo estándar en esta industria.

Pero en vista de la compleja realidad que vivimos  –un mundo que se ha convertido en un sistema global de sistemas – este modelo de liderazgo ya no parece apropiado. Aún más, tendremos que liderar escuchando, prestando atención a lo que estos ecosistemas multifacéticos nos dicen.

Una realidad tan dinámica y compleja como esta debe enfrentarse con humildad y con una intención de servir. Necesitaremos sistemas de administración que estén diseñados para la inclusión, la colaboración y la transparencia.

Hay algo indudable: lo que el mundo está por experimentar es más que una nueva era de tecnología. Es una nueva era de pensamiento. La tecnología simplemente la hace posible. Esto significa que los próximos 100 años prometen ser distintos a los anteriores. Y eso ya es muy atractivo, para aquellos cuya orientación básica, curiosidad y energía están puestas en el futuro.

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de luoman. Con tecnología de Blogger.