1/4/15

¿Qué valor tienen las preguntas en su vida?
























La primera impresión que se presenta es que las preguntas son declaraciones de ignorancia o vacío de conocimiento, en consecuencia las respuestas es la información y conocimiento que las llena. 

Las brechas de aprendizajes se acortan a través del cuestionamiento, las preguntas y los errores. Las preguntas son un canal para anticipar las experiencias sobre una temática o dudas que se presenten sobre el tema. Ahora bien para tener una brecha de aprendizaje, es porque de alguna manera tengo en claro cual es mi situación actual de conocimiento, y a cual quisiera llegar, lo que a veces no se correctamente.

La declaración de ignorancia brinda la posibilidad de la pregunta, para aumentar el saber sincero de conocimiento. A veces pregunto para confirmar lo que se en función del conocimiento de otros. Otras veces pregunto para obtener una respuesta que llene ese vacío. No siempre soy inocente en mis preguntas, y lo digo en relación a que muchas veces no se como preguntar. En consecuencia la respuesta no será la más acertada a la formulación de ignorancia disparadora.

El valor de la pregunta cambia en función de lo que al que pregunta le signifique esa interrogación planteada. El hecho del pronunciamiento sincero plantea la ignorancia declarada y por supuesto el primer paso para el aprendizaje.


Si bien las respuestas llenan ese vacío, las personas que proporcionan las respuestas corren con las mismas barreras y limitantes de un lado y el otro. Las personas por su naturaleza mienten entre 10 a 200 veces por día (Pamela Meyer), ante lo cual, ante una pregunta, y no poder llenar ese vacío, no caer en el NO SE, proporcionan una respuesta que muchas veces no conforman a la pregunta. Entonces ¿cuál es el valor de la respuesta si no está a la altura de la pregunta?

Por lo que la pregunta sincera abre la posibilidad al conocimiento y aprendizaje. La respuesta sincera llena parte o todo de ese vacío.


¿Qué importancia tiene la pregunta para un Coach?

El coach se entiende que la pregunta es su herramienta principal en la indagación para conocer el cuadro del coachee, como para generar en él un espacio de transformación en su camino hacia el futuro buscado. No valen respuestas del coach al coachee. Extrañamente un coach no te ayuda con una respuesta. No hay consejos del coach al cochee. El coach no induce no limita con una respuesta al coachee. Las preguntas bien formadas abiertas o cerradas, van generando una transformación del saber del coachee.

Autor: Oscar Andrés Schmitz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LINKWITHIN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...