Header Ads

Las 7 virtudes del #Samurai Bushido @SchmitzOscar #Coaching #PensarDiferente


La moral, los principios y los valores son la base de mis acciones. La realidad me impacta y puede enceguecer. Cuando vuelvo a encontrarme la incondicionalidad de mis acciones se basan en esos mismo: MIS VALORES.

Estoy volviendo a leer libros de pensamiento oriental, el arte de la guerra y demás. Si bien me recuerdan mis tiempos de artes marciales, estoy encontrando muchas similitudes con realidades de gestión organizacional que hoy requieren la transformación cultural y digital que nos está carcomiendo el contexto de acciones.

Tomando esta linea de pensamiento, las lecturas las he complementado con mi mirada de coach y mentor ontológico, con el único fin de #PensarDiferente y seguir cambiando el mundo (al menos MI MUNDO).

El samurai se rigen por reglas de conducta, basada en sus valores y virtudes. Estas reglas se basan en el BUSHIDO, que significa VIDA del GUERRERO, que incluye conductas éticas como tales.

La IDENTIDAD del #Samurai se muestra y revalida públicamente a través de sus ACCIONES, haciendo de sus valores su esencia. Ser fiel al BUSHIDO incrementa honor como guerrero, hace tener sentido a SER siendo. Romper las reglas, es ir en contra de nuestra esencia, en contra de nuestro honor y por consiguiente relegado por las futuras generaciones.

Aquí les doy mi mirada de las virtudes / valores basadas en BUSHIDO...

1. GI (Integridad/Justicia)
Creer en la justicia. No se trata de la justicia de todos o de los otros. Se trata de la justicia en mí, en uno mismo, es mi propia justicia. A esa justicia le doy mi lealtad.
No existen medias tintas, o colores intermedios entre el bien y el mal, entre lo correcto o incorrecto, entre lo blanco o negro. Es prácticamente binario: ES o NO ES.
La justicia desde mí, potencia mis acciones, buscando conseguir lo CORRECTO y defendiéndolo, como peleando contra lo INCORRECTO, hasta el final de los tiempos.

2. REI (Respeto)
Soy conciente de mi fuerza espiritual, física y mental. No necesito demostrarle a nadie quien soy, porque esa demostración ya la valido conmigo mismo cada vez que medito en soledad.
No soy cruel con mis enemigos. De hecho no existen. El valor del RESPETO no es condicional, por lo cual la aplico tanto a mis amigos como a los que no lo son tanto.
El RESPETO lo demuestro con ACCIONES. Por momentos tengo batallas donde todos mis recursos se vuelcan para lograr el vencer. Pero batallar no me implica no ser protocolar. La fuerza de la batalla requiere no solo mi ACCIONAR desde los físico, sino en equilibrar mi PODEROSA FUERZA INTERIOR MENTAL y espiritual.
Caer en la irrespetuosidad, en la crueldad o en no legitimar al otro como un legítimo otro, es eso mismo, CAER, caer derrotado antes de batallar. El respeto me hace HUMANO. Sin respeto me hace un ANIMAL.

3. YU (Coraje)
Salir de mi zona de certezas requiere CORAJE. Lanzarme al mundo de la incertidumbre requiere coraje. Entonces ¿qué hago al no accionar? ¿Temo de accionar? ¿Para qué voy a avanzar? ¿Por qué me estoy limitando a vivir?
El samurai tiene coraje. Yo tengo coraje heroico. Me arriesga a adentrarme a ese espacio de incertidumbre. De no certezas o de pocas de ellas ¿Puede que parezca peligroso? Seguramente siempre será aprendizaje para mi SER mejor samurai. El samurai no vive a medias tintas, mi vida es plena y no limitativa. Con el CORAJE reemplazo el MIEDO por el RESPETO.

4. MEIYO (Honor)
Son mis ACCIONES y no mis palabras las que me definen como samurai. El auténtico samurai es su propio juez dentro de su propio honor. Mi juez está en mi SER interior. No se escapa y no mira hacia el costado. Mi juez que me acompañará hasta el resto de mis días. En ese honor las decisiones las tomo como aceptables, fuera de ese honor me hacen sentir culpable. Dentro del accionar de ese HONOR me sostengo en las decisiones de vida. Empodero el valor de mis palabras. La palabra es mi acción, y cíclicamente, mis acciones definen y alimentan mis palabras.

"Solía escuchar lo que las personas decían y confiaba en que actuarían según sus palabras. Ahora escucho lo que dicen y observo si actúan o no según sus palabras", Confucio


5. JIN (Compasión/Benevolencia)
El samurai no descansa, entrena todo el tiempo. Cada minuto de transpiración mejora la perfección de mis movimiento, aumenta mi fortaleza y flexibiliza mi rapidez.
El poder que tengo es el PODER DE ACCIÓN. La acción la debo usar en el BIEN de TODOS. Ayudar a todos mi familia, amigos y colegas en toda oportunidad, es parte de mis acciones. Ayudar al débil es el destino de mi entrenamiento.
Si existe la oportunidad, el ayudaré, conozco y acepto que esto es cíclico, que todo vuelve, pero no lo espero, la acción de DAR es más poderosa que el esperar RECIBIR. Si la oportunidad no aparece, la construyo frente a las circunstancias generando una nueva posibilidad de oportunidad.

6. MAKOTO (Honestidad)
La coherencia del decir y el hacer es vital en la identidad del samurai. Si prometo algo, ya se asume que el hecho se ha realizado. Mi palabra genera acción, como tal un cambio en el universo. La palabra del samurai tiene más valor que cualquier palabra de otra persona en el universo. La integridad y la identidad es la esencia del samurai. El pensar, decir y hacer es la misma acción. Honestidad y responsabilidad se abrazan en mi camino de la concreción de la acción.

7. CHUUGI (Lealtad)
La palabra no se desapegan del SER. El significado de la palabra no solo provienen del samurai que las ha dicho, sino que con ello conlleva su confianza e identidad. Mi palabra es descriptiva y también poderosamente generativa. Por ello, conozco y acepto que mi palabra puede cambiar el universo. Soy fiel a mi palabra, como soy fiel también a mi grupo cercano de seguidores. Mi lealtad es plena y completa con las personas bajo mi cuidado y protección. 



*** Fuentes varias orientales / Internet / Libros Editorial EDAF

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de luoman. Con tecnología de Blogger.